Elena Cifre  (Mallorca, 1976) estudió delineación y poco después se dio cuenta de que lo suyo estaba más cerca del dibujo artístico.

Se formó como dibujante e ilustradora de manera autodidacta.

Su constancia y pasión por el dibujo le llevaron a una búsqueda de la perfección que le acercó al hiperrealismo, haciendo del dibujo una parte esencial de su vida.

Ha residido en ciudades como Madrid, Barcelona o Londres en las que se ha desarrollado como artista.

Su obra refleja una marcada influencia por las emociones y una vía de expresión en constante evolución.

Ha realizado diversas exposiciones, desde su Mallorca natal, a Madrid o Buenos Aires, entre otras ciudades. Así como trabajos editoriales, diseños e ilustraciones.

 

Gran retratista, Elena Cifre Schneider, presenta en su obra trabajos monocromáticos a lápiz y rotulador, donde la conceptualización del realismo puro, construído con una técnica refinada, muy detallada en la representación de los elementos dentro de la escena, contrasta con la disposición y la simbología temática. No se trata de pintar bonito, sino de emocionar con lo pintado.

Composiciones que consiguen desorientarnos en las pretensiones subliminales de la autora, encontrando un contrapunto entre la propia representación del motivo central, o detalle principal de la escena, y aquello que se vislumbra como entidad conceptual representada. 

Se trata por consiguiente de un realismo creativo, que va más allá de la plasmación de simples elementos bien confeccionados, donde los ojos son más que simples ojos, son armonía, equilibrio, inquietud y catarsis.

 

Daniel Arenas Rodríguez 

Miembro de la Asociación Española y de la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AECA – AICA)